martes, 23 de enero de 2018

ALMAIA A EUROVISIÓN


Ya saben ustedes que soy un atrevido. Y ahora mismo estoy convencido de que ALFRED y AMAIA, también conocidos como ALMAIA, nos van a representar en Eurovisión con un tema que se llama "Tu canción". Estoy seguro al 90% como estoy seguro de cual fue el momento de la última gala de OT más comentado en las redes sociales.

El beso de ALMAIA es la sublimación de este OT. Un beso que no sucedió en "City of Stars" y que ayer se hizo carne adolescente frente a más de dos millones y medio de espectadores. Alfred y Amaia es lo que nunca nos llegaron a dar Chenoa y Bisbal. Tal cual. Imagínatelos, cogiditos de la mano, tan jovencitos, tan ingenuos antes cientos de millones de personas mientras ellos cantan una cosa que se llama "Tu canción". Imagínate. Estás llorando sólo de pensarlo. Acabas de llamar a tus mejores amigos porque este año sí que vas a hacer una cena para que veaís todos juntos el Festival. Este año sí.

¿Es la mejor canción de todas? Pues miren, no. Ni de lejos. Entre todo el repertorio la única canción con posibilidades en el mercado internacional es la de (sorpresa) Miriam. Claro, que de repente uno se entera que resulta que la han compuesto Steve Robson e Ina Wroldsen, esta última responsable de los últimos hitazos de gente como Calvin Harris, Britney Spears, Shakira, Leona Lewis, Demi Lovato o One Direction y de la que hace semanas ya les hablaba en este link. Ahí queda eso. Y esto, aunque resulte un poco atrevido decirlo, da pistas sobre quién podría tener un futurazo en el mercado musical y quién no.

¿El resto de las canciones' Pues miren, de relleno un poco y sin ofender a nadie. Pero lo peor es lo obvio de dos propuestas: lo de Rozalén y Amaia y lo de Ana Guerra y el latineo. No le veo yo muchas oportunidades a "Camina" que me resulta metida un poco con calzador. 

Este año deciden los espectadores de OT y, esté de acuerdo o no, me parece una cosa acertadísima. Los expertos eurovisivos, en gran parte, han demostrado ser veneno para el Festival, y es que cuando uno es FAN (así en mayúsculas) pierde por completo la visión global y pasa a una visión subjetiva y envenenada de información. Así que si el fandom quiere que vayan ALMAIA, pues todos encantados. A pesar de que a día de hoy, en toda la radiofórmula europea no haya una sola canción parecida. 

Salvo sorpresas de última hora (Miriam, por dios, aprovecha la oportunidad) ya tenemos representantes. La magia de la televisión es inconmensurable y nada (probablemente) podrá superar al montruo mediático que es ALMAIA. Si eso es lo que queremos todos, es una buenísima noticia. Otra cosa ya va a ser los puntos que nos den....

Nota:  No puedo terminar este post sin hacer un ejercicio con ustedes. Cierren los ojos. ¿Se acuerdan de Rosa López y su "Europe's Living A Celebration"? ¿Si? Pues ahora recuerden que sus coristas eran Bisbal, Chenoa y Bustamante. Solo quería recordárselo. ¡Ah, el tiempo!

AGONEY Y LA HOMOFOBIA SELECTIVA




Como diría nuestra hater nacional, me quedo “living” con las cosas que leo últimamente. Y claro, esto lo tengo que contar sobre todo porque necesito saber vuestra opinión del asunto. Decir que existe la homofobia no es nada nuevo, desgraciadamente. ¿Pero que pasa cuando los ataques homófobos vienen desde dentro? ¿Entonces no es homofobia? Hoy os vengo a hablar de un chiquillo que se llama Agoney y que ha participado en la última edición de “Operación Triunfo”.

Hace unas semanas, una travesti fue gravemente insultada y hasta vilipendiada por parte de la prensa porque iba a subirse a una carroza en una Cabalgata de Reyes. Y “el colectivo” (lo pongo entre comillas al ser un ente polimorfo) reaccionó llevándose la mano al pecho y luchando a mordiscos porque “si tocan a uno, nos tocan a todos”. Un no parar de solidaridad como no se imaginan. Todos contra “el lobby homófobo” que sigue queriendo hundirnos en la miseria.

Unas semanas después leo esto en distintos muros de Facebook:

“Una loca de mierda pegando gritos” (escrito por A.F.S.)
“Esta tremenda maricona no me representa” (escrito por M.J.)
“Soy eurofan y estoy indignado con esta gritona” (escrito por J.A.)
“Vamos a hacer el ridículo sin mandamos a esta histérica” (escrito por R.F.)
“Es una drag cutre del Yumbo…solo le falta la peluca” (escrito por P.A.C.)
“Si esta pasiva va al festival, esto año paso de verlo, me da hasta vergüenza” (escrito por F.V.)

Este es el nivel. Lo curioso del asunto es que estos comentarios han sido escritos por hombres gays. Hay cientos de ellos. No les pongo más porque el tono es siempre el mismo. El menospreciar, el femenino asociado al rol pasivo y el insulto desaforado. Busquen en muros de amigos y no tardarán en encontrar estas perlas.

Esto es la homofobia selectiva. Si tocan a una travesti nos tocan a todos porque quieren machacar nuestras libertades, nuestra visibilidad, nuestros derechos y lo que haga falta. Sin embargo, viendo ciertos muros y feeds de Twitter, se me cae el alma a los pies. Sobre todo pensando en lo que Agoney va a tener que leer cuando salga de la Academia (o sea, hoy) y lo que llevan leyendo sus amigos, su familia y la gente que le quiere desde hace días.

He llegado a la conclusión de que hay gays más “insultables” que otros. Agoney es tremendamente “insultable” igual que lo fue en su momento Eliad Cohen. Si eres travesti, ya la cosa cambia. Pero me resulta desolador ver a muchos de los que se llevaban la mano al pecho en la cabalgata, arrasar verbalmente con un chico que lo único que ha hecho es participar en un concurso televisivo. Es de una pena inmensa. Sobre todo porque supongo que esto demuestra que ese “lobby gay” del que tanto habla la prensa rancia, en realidad no existe. Porque aún tenemos la capacidad de insultarnos a mordiscos si hace falta “para que una loca pasiva que grita no me represente en Eurovisión”. Ese es el nivel ahora mismo. De una pena infinita. Al final, muchos se están convirtiendo exactamente en lo que llevan toda la vida criticando.

Sin ser especialmente fan del chiquillo, espero que encuentre su sitio en el mundo, ya sea cantando o haciendo el pino puente, y espero, sobre todo, que tenga la fuerza para que toda esa inquina no le roce y mantenga intactas sus ganas de hacer lo que le de la gana. Aunque no sea travesti y no salga en una cabalgata.


DESCANSE EN PAZ


Ha fallecido a los 34 años INDARA RODRÍGUEZ. No era una chica especialemente famosa para el gran público pero sí para los que trabajamos en las redes sociales. Indara, a través de su empresa, El Sofá Amarillo dedicó su vida a hacer que el día más especial de tu vida (el de tu boda) fuera eso, especial.

Hoy todas las redes sociales le rinden homenaje y lamentan esta trágica pérdida a una edad tan temprana. Desde l blog mandamos nuestro más sentido pésame a su marido, su familia y sus tres hijos que lucharon con ella hasta el final. Descansa en paz, compañera.